955 294 112 1interiorismo@ambara.es

¿La piel del sofá no resulta caliente en verano y fría en invierno?

En absoluto, ya que la auténtica piel se adapta a la temperatura ambiente o a la del cuerpo, resultando así fresca en verano y cálida en invierno.

La piel es un producto vivo y muy duradero que evoluciona con el tiempo, acentuando las diferencias de color y textura, lo que aporta autenticidad y exclusividad al sofá.

Para un uso normal, siempre es mejor la piel que la tela, es más duradera, más limpia, con el paso del tiempo envejece mejor, y es más elegante.

Compruébalo y veras como te sorprendes.

E200-strl-sofa-head-b

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *